“Miramos mal las imágenes” Entrevista EAMEO

Descubre cómo EAMEO cautivó a sus fans en esta entrevista

EAMEO

– Hola “Camila”, ¿cómo estás?

– ¡Hola Ani!

– Para comenzar me gustaría que me cuentes quiénes constituyen EAMEO y qué cosas intentan transmitir con todas estas imágenes trucadas

– EAMEO está constituido por diez personas. Nos conocemos desde hace mucho. Con esto, quiero decir que no nos juntamos específicamente para hacer esto. No arrancamos con un proyecto en mente, nos gustaba mucho el tipo de humor que hacía cada uno y nos divertíamos pasándonos imágenes trucadas en un grupo cerrado de Facebook. Imágenes sin ningún contenido específico. Divertidas porque sí. Al principio, retocábamos imágenes de personas que conocíamos. Cambiábamos la cabeza a uno y le poníamos el cuerpo de otro. Y de repente, empezamos a jugar con imágenes de personas más conocidas. Todo esto, nos pareció divertido y decidimos abrir el juego para ver qué pasaba cuando lo miraba algún desconocido. Resultó que a los desconocidos también les gustó. Ese juego es EAMEO.

eameo

– Contame un poquito a qué se dedica cada uno de ustedes.

– Venimos de diversas áreas profesionales. Entre nosotros, hay personas que trabajan en la construcción, en la venta de inmuebles, un psicólogo, publicistas y diseñadores gráficos.

– Mucha variedad…

– Sí, es súper variado.

– Me pasó un par de veces tener que mirar dos veces las imágenes para descubrir el truco pero contame; además de hacer reír, ¿hay una cuestión de trasfondo ideológica?

– No. Nos preguntan mucho por la ideología. No entiendo muy bien porque acá la gente tiene esa obsesión de saber lo que opinás sobre los políticos, a quién seguís, o con quién estás casado.

No somos una página “K”, no somos una página “Cambiemos”, no somos una página “Socialista”. No somos una página con ideología. Sin embargo, cada uno de nosotros por separado, tendrá su forma de ver las cosas pero ninguno lleva su mirada personal a Eameo. No es lo que nos convoca. Eso en cuanto a la política y en cuanto a nuestros objetivos, solo buscamos hacer reír. Se trata de cosas que a nosotros nos causan gracia y que nos imaginamos que a los demás también.

eameo

– Mucho de lo que me contaste tiene que ver con lo que ocurrió en Facebook pero ¿qué cosas observaron en Twitter? ¿les resultó diferente el entorno?

– Nosotros arrancamos en Facebook y teníamos una cuenta de Twitter que no usábamos. La teníamos abierta por las dudas. Porque viste que te dicen que si tenés Facebook, también tenés que tener Twitter… y bueno, unos cuantos meses después de estar en Facebook nos dijimos: ¡Vamos a ver qué pasa con Twitter también! Y ahí, en poco tiempo, la cosa explotó.

Twitter EAMEO
Cuenta oficial de EAMEO en Twitter

Estaba completamente fuera de nuestros objetivos, no podíamos imaginarnos lo que iba a pasar. Nos empezaron a seguir algunas personas que tienen muchos seguidores. Algunos famosos, algunos políticos, gente del espectáculo, del deporte, etcétera. Se armó una cadena. Un retweet llamó a otro retweet y así sucesivamente. En relativamente poco tiempo, nos llenamos de seguidores.

– ¿Tienen pensado llegar con EAMEO a otros países y abarcar otros idiomas?

– Nos encantaría reemplazar a la reina de Inglaterra y quedarnos a vivir en Buckingham.

– JA, JA, me parece un objetivo un poquito ambicioso.

– Ja, ja. Mirá, cuando arrancamos no teníamos objetivos. Como no teníamos objetivos llegamos hasta acá. No nos podíamos imaginar que algún día íbamos a tener 500.000 seguidores. En conclusión, si llegamos hasta acá sin planificar mucho, de ahora en adelante vamos a seguir sin planificar.

Igual, nos gustaría que nos pasen algunas cosas pero no como planes concretos. En algún momento se nos ocurrió imprimir un libro y después descubrimos que tenía más conflictos legales de los que imaginábamos.

Lo único que es casi un plan en términos formales es que vamos a brindar una fiesta. Sería en Marzo. Nos gustaría realizar una EAMEOFEST para poder verle la cara a toda la gente que está copada con nosotros. La idea es brindar alegría y poder generar buena onda en un lugar, una noche. También, nos gustaría poder vender algunas remeras o tazas pero no con el objetivo de ganar plata, sino por el placer de ver gente con cosas nuestras. Esas sí son cosas que estamos preparando.

– ¿La fiesta está pensada sólo para la ciudad de Buenos Aires?

– Por ahora es Buenos Aires. Aunque EAMEO nos mete en caminos inciertos. No tenemos muy claro qué podríamos hacer en el norte argentino, Chile o Venezuela. No sabemos qué cosas nos podrían pasar ahí. Sí sabemos, que hay gente que no está en Argentina y le gusta lo que hacemos. En España, por ejemplo, EAMEO pegó un poco. Por supuesto que no somos famosos allá; pero la Revista Mongolia (comparable con nuestra Revista Barcelona) se copó con nuestras imágenes y está usando algunas de nuestras publicaciones.

– ¿Tienen pensado hacer alguna muestra fotográfica en algún Museo?

– Nos encantaría, pero no. Sería demasiado soñar, ¡sería buenísimo! Dimos algunas charlas en universidades o en centros culturales y siempre surge la expresión de deseo sobre la realización de una muestra pero es como cuando alguien te dice: “Tendríamos que juntarnos y hacer un asado”. Si algún día se da, vamos a ser muy felices ¡Imaginate si conseguimos que la gente se ofenda en la muestra y se arme bardo! ¡Vamo’ todo’en cana! Ja, ja.

– Ja, ja.

Por ahora, EAMEO está ganando unos pesos con el programa de televisión de Matías Martin: “Línea de Tiempo”. Estamos saliendo ahí y la verdad es que lo hacemos con muchísimo placer. Pegamos buena onda con el equipo y nos sentimos muy conformes con la mecánica de trabajo.

– Con respecto a los temas de actualidad, ¿poseen algún método para enterarse de las noticias en el momento en el que ocurren?

– Nos enteramos de las noticias igual que cualquier persona. Nadie nos baja línea, no nos envían ningún resumen informativo ni estamos asociados a ninguna agencia de noticias. Cada uno de nosotros agarra los diarios con los que se copa más o aquellos con los que se copa menos. Clarín, por ejemplo, tiene una visión muy particular de la realidad y sobre todo del gobierno que se acaba de ir y, aunque la visión de ellos puede no ser compartida, por varios de nosotros, tienen una galería de imágenes de alta definición que está genial. Así que a veces, tomamos cosas prestadas de Clarín, Telam, Página 12, etcétera…

– ¿Poseen algún tipo de orden para postear las imágenes?

– Mirá, nosotros tenemos un grupo cerrado de Facebook en el que antes de hacer públicas las imágenes las discutimos entre nosotros. Solo participamos nosotros diez. Esa es la parte realmente divertida de EAMEO. Después, cuando lo mira el resto del público es un regalo inmenso de la vida pero lo divertido-divertido, es lo que sucede ahí con las imágenes en crudo. Algunas imágenes son muy absurdas y a veces no las entiende nadie. A veces, ni nosotros. Muchas veces tiene que ver con cosas personales nuestras. El orden en el que publicamos es aleatorio. Lo que sí, nos damos permiso para que cada imagen se exprese por sí misma y, si uno de nosotros publicó una imagen, la dejamos un buen rato. Aunque a veces suceden cosas con mucho de impacto de actualidad, como un trending topic y, para sacarle el jugo, subimos nuestras imágenes más seguidas.

– Quería preguntarte sobre el proceso creativo que tienen como grupo…

– Te puedo ofrecer una respuesta religiosa respecto a ese punto:

Esto significa que estamos constantemente mirando imágenes con una visión caótica. ¿Qué significa esto? Por ejemplo, si me mostrás una foto de tus vacaciones, lo que voy a ver es donde puedo enganchar a Pepe Mujica llegando de lejos con su termo y su mate.

La creación viene de esa mirada filosa e incorrecta de la realidad.

eameo

– ¿Tuvieron problemas legales por algunas de las imágenes publicadas?

– Cuidamos mucho nuestra cuenta porque nadie está tan copado con EAMEO como nosotros mismos. Por eso, si a alguien se le ocurre una imagen controversial, el otro le dice: “Ojota” o “Desnudos al Feis no”. Y bueno, el tema de lo legal pasa muchas veces por ahí. Hubo gente que se ofendió y quejó pero lo tomamos con pinzas porque nunca pusimos algo tan delicado como acusar a un político de asesino. Además, en Facebook ponés un culito y te censuran. Twitter se la banca más… un poco más.

Siempre va a haber alguien que se indigne u ofenda pero por lo general,

12313849_1080085438689383_3785920144499160077_n

– ¿Y cómo manejaron estos episodios de crisis?

– La única crisis que tuvimos últimamente es económica, ja, ja. De hecho nos interesaba esta entrevista para ver si nos podías pasar unos pesos pa’la birrita… Nah, lo que sucede es que aunque subas una imagen del Chavo con un balero alguien siempre se va a enojar, eso es así. Tratamos de ser cautos y a veces no nos sale.

– ¿Tienen alguna estrategia para mostrar lo que hacen?

– No. Tuvimos muchísima suerte. Nuestras imágenes se viralizaron y llegaron a los ojos de personas que nos dieron un empujoncito que nos hizo ser más conocidos. Hace un par de semanas tuvimos un placer enorme: La gente de TN nos entregó el premio de twitteros del año en el marco de los premios PONG (premios al orgullo nerd y geek). Quedamos súper contentos porque ese tipo de cosas nos hacen llegar a lugares que hasta ahora no habíamos siquiera pensado. Muchos nos felicitaron y se pusieron contentos por nosotros, otros nos dijeron “te vendiste a la corpo”.

– En ese sentido, ¿considerás que Twitter fue clave para viralizar las imágenes?

– Sí. Twitter es mucho más crudo. Tuvimos bastante repercusión pese a que no trabajamos ni con hashtags ni con textos. Sólo trabajamos imágenes mudas. ¿Viste cuando estás escribiendo un tweet, ves que te quedan solo 10 o 12 caracteres y tenés que redondear la idea? Bueno, a nosotros siempre nos sobran 140. Twitter tiene sus reglas de juego y nosotros no jugamos bien.

– ¿Por rebeldía?

– Por “inorantes” ja, ja. Veníamos trabajando así en Facebook y seguimos del mismo modo en Twitter. Pero además, ninguno de nosotros se imagina arrobando a nadie para mendigar un “me gusta”.

Una vez, trucamos una foto de Juanchi de Los Pericos. Era su cara en el cuerpo de Quan Chi, un luchador de Mortal Kombat. No lo hicimos pensando en que él se iba a enterar. No hacemos estas cosas para que los famosos nos pongan un corazoncito. Lo hicimos por diversión. Son nuestros seguidores quienes muchas veces hacen llegar las imágenes a los implicados. Además, tengo la sensación de que estando en un espacio en donde estamos atiborrados de ofertas, que aparezca alguien que no te pide nada a cambio, nos hace sentir tranquilos. Vivimos desconfiando y así entramos a cada lugar. Si ingreso a un shopping y hay una mina que me quiere poner perfume, pienso: “¿qué me quiere sacar ésta del bolsillo?”. Vivimos desconfiando incluso de aquellos lugares en donde no nos piden nada. Aunque tal vez, después de dos veces, tres veces, diez veces, uno puede pensar: “Ok, listo. Esta gente es mansa”. Tal vez ese pensamiento sea un poco la variante de porqué la gente se quedó con EAMEO.

    Es simple: Nunca les pedimos nada a cambio. Nunca pusimos un link de compra de nada, nunca metimos un banner para que vean publicidad mientras leían nuestros chistes, nunca tratamos de vender un producto”.

– Tienen una comunidad de seguidores muy activa, ¿cómo manejan la interacción?

– A veces contestamos y a veces no. Cuando el nivel de diálogo se pone agresivo o se va para un lado que no estaba relacionado con la imagen que publicamos, los dejamos que conversen entre ellos. Ellos armaron un foro y nuestro objetivo era simplemente publicar un chiste, nada más. No queremos intervenir en una charla que es de otros.

12316603_1085230148174912_4609817271086143028_n (1)

– Bueno Camila, ¡muchas gracias por tu tiempo y un saludo muy grande a todo el equipo de humoristas de EAMEO!

– “Noo… grasiavó”, Ani.

En Twittalking somos curiosos, dejanos un comentario abajo o envíanos un tweet contándonos qué te pareció la entrevista

Ani de la Vega

Sobre el Autor: Ani de la Vega

ANA DE LA VEGA has written 63 post in this blog.

Seducida por el contenido online y el rock & roll.

Comments

Deja un comentario